Robótica Cognitiva

En este artículo pretendo proporcionar una introducción al campo de la robótica cognitiva a través de algunas definiciones, ejemplos, enlaces a recursos en la red, cursos y proyectos de investigación. También se abordan las posibles áreas de aplicación en este campo, así como la inspiración en los sistemas cognitivos naturales.

El campo de la Robótica Cognitiva está muy relacionado con la Consciencia Artificial. De hecho, considero que la Consciencia Artificial es un subcampo o una línea de investigación específica dentro de la Robótica Cognitiva. Cualquier implementación de la funcionalidad de la consciencia tienes que ser enmarcada en el ámbito de una arquitectura cognitiva. La consciencia per se no tiene sentido a no ser que esté integrada en un sujeto capaz de desarrollar procesos de percepción y comportamiento.

El objetivo último del desarrollo de arquitecturas cognitivas es la implementación de máquinas que sean capaces de “saber lo que hacen”, y de esta forma ser más robustas, adaptativas y flexibles. Los robots sociales son un ejemplo significativo de este tipo de aplicaciones que los robots cognitivos (y particularmente los robots conscientes) podrían realizar. La interacción con humanos es una tarea de una complejidad extrema donde se requieren capacidades cognitivas.

Los robots cognitivos del futuro serán capaces de interactuar con los humanos, actuando y aprendiendo en entornos dinámicos.

Introducción a la Robótica Cognitiva (fragmento tomado de [0])

La investigación en robótica tradicionalmente se ha centrado en las tareas de control y el procesamiento de las lecturas de los sensores, la planificación de caminos y el diseño de manipuladores. Por el contrario, la investigación en robótica cognitiva se centra en dotar a los robots y agentes software de funciones cognitivas superiores que les permitan razonar, actuar y percibir de forma robusta en entornos desconocidos y cambiantes. Este tipo de robots debe, por ejemplo, ser capaz de razonar acerca de metas, acciones, recursos (lineales o no lineales, discretos y/o continuos, recargables o prescindibles), cuándo percibir y qué buscar, los estados cognitivos de otros agentes, el tiempo, la ejecución de tareas colaborativas, etc. En resumen, la robótica cognitiva se refiere a la integración del razonamiento, la percepción y la acción en un marco de implementación con uniformidad teórica.

El uso de  robots software (softbots) y artefactos robóticos hardware está a la orden del día y su empleo se está incrementando en la sociedad actual con productos comerciales o productos que están ya prácticamente en el mercado. Según se incrementa la interacción con humanos, aumenta la necesidad de capacidades robóticas sofisticadas y funciones cognitivas de alto nivel.  La combinación de los resultados de la disciplina de la robótica tradicional con aquellos que la IA y la ciencia cognitiva proporcionan es el eje central de la investigación en robótica cognitiva.

Continue reading “Robótica Cognitiva”

Robots y Teología

¿Sueñan con Dios los robots? Esta es una pregunta controvertida que aparece a menudo en las películas de Hollywood. Recientemente científicos y teólogos están estudiando las posibles implicaciones de la rama dura de la Inteligencia Artificial.

La posibilidad de un futuro en que los humanos y robots vivan juntos en una nueva sociedad tecnológica hace converger a la ciencia y la religión. Anne Foerst, una teóloga y científica busca la unión entre la religión y la investigación en IA. En su libro Dios en la Máquina [1], argumenta que los robots tienen mucho que enseñarnos acerca de nosotros mismos y nuestra relación con Dios. En 1993 Foerst trabajaba a las órdenes de Rodney Brooks en el laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT. Juntos identificaron una serie de preguntas que son intrínsecamente comunes a los campos de la robótica y la religión: ¿Puede un robot ser humano? ¿Qué significa ser humano? ¿Estamos hechos a imagen y semejanza de Dios?

El robot Cog del MIT fue diseñado para aprender a partir de la interacción física y social. Estaba programado para mostrar respuestas sociales y emocionales. De acuerdo con Foerst, el ser humano juega un rol en el proceso mútuo de contar historias. Y aunque los robots como Cog no pueden contrar su propia historia, al menos pueden jugar un rol en nuestras vidas y así formar parte de nuestro proceso narrativo [2].

Continue reading “Robots y Teología”