Raúl Arrabales Moreno

Neurociencia Cognitiva, Inteligencia Artificial y Conciencia Artificial

El Modelo de Conciencia de Damasio

La Conciencia según Antonio Damasio
Por Trung Doan
(Traducido por: Raúl Arrabales)

Según Damasio, un sujeto alcanza auto-consciencia cuando su cerebro usa modelos de su cuerpo, el mundo exterior y la interacción entre ellos. Cuando logra esto, el sujeto es auto-consciente, pero sólo instante a instante. No es una criatura muy interesante. Si su cerebro también recuerda el pasado, entonces el sujeto es consciente de sí mismo como algo que tiene una historia pasada. Ahora bien, si este cuerpo está aquí y ahora, es porque hace mucho tiempo que su especie ha aprendido a tener regulaciones innatas para la supervivencia, tales como el miedo al peligro y la apetencia por los alimentos. Armado con emociones como estas, este sujeto-con-historia-pasada y auto-consciente se convierte en un agente motivado porque persigue la alegría, evita el dolor y tiene miedo a la muerte. Se convierte en algo vivo.

Damasio cree que el mecanismo básico de auto-consciencia mencionado anteriormente aparece de la siguiente forma:

El cuerpo tiene multitud de sensores internos que captan información como la concentración de productos químicos existentes en la sangre, el ritmo cardíaco, el dolor, etc. Este vasto flujo de información sensorial es como una película (muy rica en contenidos multimedia) que se proyecta en el cerebro. Desde luego, un ordenador con sensores internos también posee esta capacidad de generar una película. Y, si está equipado con el software adecuado, a partir de esos sensores también puede formar un modelo del cuerpo actualizado a cada instante.

Pero la maquinaria biológica del cerebro también crea un modelo adicional. El modelo del cuerpo, mencionado anteriormente, se embebe en este modelo más amplio – el “modelo de segundo orden” según Damasio. En él, están representados el cuerpo, el mundo exterior tal y como lo perciben los seis sentidos exteriores del cuerpo y también están representadas las interacciones entre este mundo exterior y el cuerpo, también tal y como lo perciben los sentidos.

Ahora, a cada instante, el cerebro tiene dos vistas simultáneas: una es la vista “desde el exterior” – como si fuera un observador, el cerebro ve (desde el modelo de segundo orden) el cuerpo que tiene una mano, y esa mano extendiéndose para tocar una taza de café. La otra vista es la del modelo del cuerpo que también le dice al cerebro que sus ojos ven la taza y, oh, su piel nota que está caliente.

Por lo tanto al cerebro se le presenta el siguiente hecho: instante tras instante, interactuando con un objeto del mundo exterior tras otro, estas dos vistas siempre coinciden. No puede fallar en darse cuenta que ese cuerpo es su cuerpo – “la cosa que está tocando la taza soy yo mismo”. El cerebro se hace consciente de su ser – alcanza la “consciencia primordial” (core consciousness). A partir de aquí, surge la conciencia humana. No hay razón aparente por la cual la conciencia artificial no pueda aparecer de la misma manera.

Libro Relacionado:

– Damasio, A. 1999. “The Feeling of What Happens: Body and Emotion in the Making of Consciousness”. New York: Harcourt Brace.

Entrevista Relacionada:

El Cerebro, teatro de las emociones. Entrevista de Eduard Punset a Antonio Damasio (11-04-2006).

 

Raúl Arrabales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Back to top